Salchichas en salsa de cebolla

Salchichas en salsa de cebolla

Las Salchichas en salsa de cebolla es una receta que evoca la esencia de las comidas preparadas por nuestras abuelas. Un verdadero tesoro culinario que combina la simplicidad de los ingredientes con un sabor reconfortante y familiar. La cebolla caramelizada agrega una profundidad de sabor irresistible y una textura suave y sedosa a nuestro plato de Salchichas en salsa de cebolla, creando una combinación perfecta de sabores que deleitará tu paladar en cada bocado.

Índice

Receta de Salchichas en salsa de cebolla y vino blanco

Ingredientes

  • 1 cebolla
  • 1/2 kilo de salchichas frescas de cerdo o pollo
  • 2 dientes de ajo
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1/2 vaso de agua
  • 1 hoja de laurel
  • 3 pimientas en grano
  • Una pizca de hierbas provenzales
  • Un chorrito de aceite de oliva virgen extra

Elaboración paso a paso:

  1. Picamos el ajo en trocitos pequeños y cortamos la cebolla en juliana. Ponemos un chorrito de aceite en una sartén y pochamos unos 5 minutos.
  2. Una vez pochada apartamos un poquito la cebolla a los lados y vamos a sellar las salchichas un minuto por cada lado solo para dorarlas.
  3. En siguiente lugar añadimos el vasito de vino blanco, el medio vaso de agua, la hoja de laurel, las tres pimientas en grano, espolvoreamos un pellizco de hierbas provenzales, sal al gusto y removemos bien.
  4. Cocinamos a fuego medio unos 15 minutos, removiendo ocasionalmente, hasta que la salsa espese y las salchichas estén cocidas por completo.
  5. ¡Tu deliciosa receta de Salchichas en salsa de cebolla estará lista para servir y disfrutar!
paso a paso de la receta de salchichas en salsa de cebolla

Bueno pues ya tenemos listo nuestro plato de salchichas en salsa de cebolla y vino blanco, o como en mi casa decimos las salchichas encebolladas. Una de esas recetas fáciles con pocos ingredientes y aún así está deliciosa.

Esta es una de esas recetas a las que le sienta muy bien incorporarle otras verduras, puedes añadirle las que más te gusten si quieres. Por ejemplo calabacín, judías verdes o incluso pimiento.

Quizás también te interesen otras recetas tradicionales como la Ternera encebollada o el Potaje de garbanzos y espinacas

  1. Elizabeth dice:

    Riquísimas, a mi hijo le han encantado y eso que no le gusta la cebolla. Yo las hacía de otra forma y quedaban muy bien la verdad, pero por probar formas nuevas de hacerlas, probé esta receta y he salido muy contenta. Gracias por enseñarnos diferentes modos de de cocinar, da muchas ideas.

    1. Isabel dice:

      Me alegra mucho que te haya gustado 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir