Gambones al horno con ajo y perejil

gambones al horno con ajo y perejil

Los gambones al horno son la estrella de las celebraciones familiares, con ajo y perejil potenciamos su sabor y jugosidad. Esta receta nos permite una cocción eficiente y una preparación rápida, perfecta para grandes reuniones. Aunque se pueden hacer a la plancha, el horno agiliza el proceso, y facilita hacer más cantidad de una vez. Aunque hay que estar atento porque ¡se cocinan en un abrir y cerrar de ojos! Y un extra a resaltar es que haciendo nuestros gambones al horno con ajo y perejil evitaremos el olor en toda la casa.

Como hacer gambones al horno con ajo y perejil

Una receta de nuestro colaborador @SuperRicoRecetas que tiene recetas estupendas en su canal de Youtube.

Ingredientes

  • 8 gambones (si vas a hacer más aumenta los demás ingredientes en proporción, también puedes hacer langostinos con esta receta)
  • Aceite de oliva
  • Una ramita de perejil fresco
  • 5 dientes de ajo
  • 1/2 vaso de vino blanco

Elaboración

  1. Ponemos un chorrito de aceite de oliva en una fuente de horno y pintamos con el todo el fondo.
  2. Cortamos los bigotes de los gambones para una presentación más bonita y los disponemos en la bandeja del horno.
  3. Picamos el perejil y el ajo junto con el vino blanco en una picadora o un mortero.
  4. Después ponemos el majado de ajo y perejil esparciéndolo bien por encima de los gambones.
gambones al horno con ajo y perejil

Gambones al horno tiempo

Precalentamos el horno a 180º, cuando tenga esta temperatura metemos la fuente en el horno a media altura. Horneamos entre 7-10 minutos con calor arriba y abajo.

Presentación de los gambones al horno con ajo y perejil

Las presentamos con la cabeza dentro y la cola fuera , poniéndole un poquito de la salsa que queda en la bandeja por encima. Sal al gusto, un trozo de limón como decoración y para que los comensales puedan utilizarlo a su antojo.

¡Y aquí están! Los gambones al horno con ajo y perejil, una delicia que sorprenderá en cualquier mesa. El aroma tentador del ajo asado, combinado con el fresco toque del perejil, resalta la jugosidad natural de estos mariscos.

Cuando sacas estos gambones del horno, su color rosado intenso y el aroma que se desprende invitan a disfrutarlos al instante. La textura crujiente por fuera y tierna por dentro es simplemente irresistible.

Sirve estos deliciosos gambones como aperitivo o plato principal en tus celebraciones, desde reuniones familiares hasta cenas especiales. Y no olvides, el toque final lo das tú: quizás un chorrito de limón para realzar aún más sus sabores frescos, o simplemente, ¡disfrútalos tal como están!

Espero que te sirva. Si necesitas ajustes o algo específico, ¡estaré aquí para ayudarte!

También te pueden interesar estas recetas: Guiso de calamares, Tartas fáciles para impresionar a tus invitados

Deja un comentario