Tarta de chocolate y nata, perfecta para cualquier ocasión

Tarta de chocolate y nata

En el mundo de la repostería, hay combinaciones que nunca pasan de moda, y una de las más irresistibles es la unión perfecta entre el chocolate y la nata. Y es que aunque a veces nos guste complicarnos la vida intentando hacer creaciones con sabores únicos y exóticos, tenemos que admitir la realidad, la tarta de chocolate y nata siempre triunfa.

Ya verás cuando pruebes esta receta, prepárate para recibir halagos. Y es que combinamos nuestro tentador bizcocho de chocolate húmedo con una nata montada perfecta. Para mí la mejor nata y que puedes encontrar en cualquier super es la de la Central lechera asturiana, es firme y está muy rica.

Índice

Receta de tarta de chocolate y nata

Ingredientes:

  • 2 huevos
  • 170 ml de leche
  • 1 sobre de levadura
  • 200 gr de harina
  • 70 gr de cacao puro en polvo
  • 280 gr de azúcar
  • 100 ml de agua
  • una cucharadita de esencia de vainilla
  • 120 ml de aceite
  • una cucharadita de sal
  • 1 litro de nata para montar 35% materia grasa
  • 6 cerezas en almíbar para decorar
  • 400 gr de chocolate negro para fundir
huevos, harina, azúcar, cacao puro, aceite, leche, agua
envase de nata para montar

Elaboración paso a paso de la tarta de chocolate con nata

Hacer el bizcocho

  1. Batir con las varillas los huevos hasta que espumen. Añadimos azúcar y seguimos batiendo.
  2. Agregamos el aceite y batimos, en siguiente lugar la leche, la esencia y volvemos a mezclar hasta que esté todo ligado.
  3. Tamizamos la harina con la levadura y el cacao puro en polvo. Lo incorporamos a la mezcla con las varillas apagadas humedeciendo todos los ingredientes secos. Añadimos la pizca de sal y batimos hasta que esté todo bien integrado.
  4. Vamos a calentar unos segundos el agua y se la añadimos batiendo. Esto es lo que hara´que el bizcocho quede húmedo y delicioso.
  5. Precalentamos el horno a 180º engrasamos el molde y horneamos unos 50 minutos.
masa de chocolate para la tarta

Preparar la nata montada

  1. Como ya he mencionado para montar una nata nata bien estable que nos sirva tanto de relleno como para cubrir la tarta debe ser de al menos 35% M.G.
  2. Tanto el recipiente como la nata deben estar bien fríos. También las varillas y recipiente deben estar limpios y secos.
  3. Guardaremos 200 ml de nata para hacer el ganaché de chocolate que usaremos en el drip, y lo demás empezaremos a montarlo a una velocidad baja.
  4. Cuando esté semi montada añadimos 3 ó 4 cucharadas de azúcar y aumentamos la velocidad hasta que consigamos una consistencia adecuada. (Comprueba la estabilidad de tu nata levantando las varillas y notando que se queda sostenida y no se desliza).
  5. El batido tiene que ser el justo y necesario, un exceso podría convertir la nata en mantequilla.
nata montada

Montar la tarta de chocolate y nata

  1. Para empezar a montar nuestra tarta de chocolate y nata tenemos que asegurarnos de que el bizcocho está bien frío. A mi me gusta hacerlo el día antes que voy a montar la tarta, pues está más manejable y se pueden hacer cortes más limpios.
  2. Haremos dos cortes para hacer tres capas del bizcocho. Pincha unos palillos de dientes para que te hagan de guía y pasa el cuchillo por encima serrando y sin hacer giros.
  3. Ahora vamos a rellenar nuestra tarta con nata, (aunque este bizcocho es húmedo y esponjoso si quieres puedes ponerle un poco de almíbar para humedecer aún más), rellenamos una manga con la nata y vamos haciendo círculos de afuera hacia dentro en una capa generosa.
  4. Ponemos otra capa de bizcocho y repetimos. Por último ponemos la capa que nos queda y refrigeramos.
rellenando la tarta de chocolate con nata

Cubrir y decorar la tarta de chocolate con nata

  1. Preparamos el ganache de chocolate para que esté templadito cuando hagamos el drip de decoración. Ponemos la nata que habíamos reservado en un cazo a calentar y justo antes de que rompa a hervir retiramos y le añadimos 300 gr de chocolate negro troceado. No paramos de remover hasta que esté completamente disuelto. Reservamos.
  2. Sacamos la tarta de la nevera y con la manga pastelera rellena de nata y apuntando de frente vamos cubriendo desde abajo hacia arriba siguiendo un orden. Cuando la nata esté recta con la tarta hacemos un aro más y cubrimos la parte de arriba.
  3. Alisamos suavemente con una espátula, solo moldeando, no queremos retirar la nata. Repetimos alisando por todos lados. No te obsesiones porque quede totalmente liso, hay que saber parar de alisar o podrías dañar la tarta. Para esto vienen muy bien el plato giratorio si no tienes puedes usar el del microondas. La metemos en el congelador si nos cabe unos 5 minutos, si no en la nevera 20 minutos.
  4. Ya con nuestro ganache para drip templadito lo metemos en una manga desechable y hacemos el agujero pequeño para poder controlar. Sacamos la tarta y le ponemos el drip presionando con cuidado e intentando que las gotas sean desiguales. Hacemos primero el filo de gotas, y luego rellenamos por el medio, pasamos la espátula bien limpia y seca.
  5. Y por último Hacemos virutas con un cuchillo y el chocolate que nos sobraba para poner en el filito de abajo y hacer unos montoncitos donde coronarán las seis cerezas.

Bueno y de este paso no tengo fotos ya que mis ayudantes, que como ya sabes son mis peques, estaban más preocupados por meter la mano en la tarta, chupar las cucharas de nata y chocolate.... 😅 En fin que ya me fue bastante difícil hacer que la tarta quedará medio bien con ellos queriendo hacer el drip 😂. Pero a pesar de todo lo pasamos genial y al cumpleañero le encantó su tarta de chocolate y nata, la mejor combinación de sabores de todos los tiempos.

tarta de chocolate con nata

Espero que te haya gustado la receta y me comentes si la haces, quiero fotos, jajaja. Un abrazo 🤗.

Quizás te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir